CONSTRUIMOS EL PARQUE SOLAR MÁS GRANDE DE PANAMÁ

CONSTRUIMOS EL PARQUE SOLAR MÁS GRANDE DE PANAMÁ

El mercado de energía renovable de Panamá se encuentra en pleno desarrollo, creciendo a un ritmo anual del 9,2%, según alumbra el último reporte de la Contraloría General del país latinoamericano. En consonancia, el crédito bancario para programas energéticos aumentó en un 39% durante 2018 gracias, en gran parte, al incremento de los proyectos de energía limpia como los que desarrollamos en GRS. De hecho, hemos finalizado recientemente la construcción y puesta en marcha del parque solar más grande de Panamá.  

Plantas solares fotovoltaicas de GRS en Latinoamérica

Plantas solares fotovoltaicas de GRS en Latinoamérica

Este espacio comprende un total de 40MWac de potencia instalados, repartidos en cuatro plantas solares de 10MWac cada una, y se compromete a ofrecer un 100% de energía renovable. Este incremento de las energías limpias en la geografía panameña repercutirá positivamente en los bolsillos de sus ciudadanos. No en vano, esos 40MWac van a producir suficiente energía como para cubrir la demanda eléctrica de, aproximadamente, 30.000 familias. En ese sentido, la modificación normativa del Gobierno ha cambiado por completo la forma de consumir energía, tanto en hogares como en empresas. Panamá le ha abierto las puertas a la energía renovable y no tiene visos de paralizar ese crecimiento.  

Actualmente, habiendo construido hasta el momento 12 plantas fotovoltaicas e instalado más de 377MWp en Latinoamerica, somos una de las empresas españolas que más movimiento ha tenido durante los últimos meses. Presente en casi toda la geografía del continente, nuestras instalaciones fotovoltaicas han aterrizado en algunos de los países con mayor irradiación solar del planeta, como México, en el que hemos firmado recientemente su quinto contrato, o Brasil, donde estamos desarrollando proyectos de mayor envergadura. Para el asentamiento de las renovables como única fuente de energía, es crucial la acción de compañías como la nuestra que, como ha sucedido en Panamá, trabajan para ofrecer una alternativa de negocio que contribuya a la reducción de emisiones de CO2, al aumento en la calidad de vida y al ahorro en las facturas.